En 1960, Paul Sergent funda en Paris la empresa Jean D'Arcel Cosmétique. En una primera fase solo se fabricaban cosméticos decorativos y perfumes. A partir de 1962 se inicia la fabricación de cosméticos para el cuidado de la piel.


En 1969 la compañía se traslada a Kehl (Alemania), ciudad situada a orillas del Rin, entre Friburgo y Estrasburgo, donde hoy se encuentran sus laboratorios, el Instituto y la academia Jean D’Arcel para la formación y reciclaje de las profesionales.


 En el área de la capacitación, el lema primordial de JEAN D'ARCEL fue siempre: cuanto más y mejor capacitada esté la Estheticienne, mejores serán los resultados tanto en el tratamiento como en el asesoramiento Cosmetológico, lo que implica una mayor satisfacción del cliente.


Por otro lado, JEAN D'ARCEL concede suma importancia a la Investigación y Desarrollo. Siempre desarrollando productos y tratamientos innovadores, buscando nuevos principios activos que sean aún más eficaces. La efectividad y tolerancia de cada producto se estudia mediante pruebas dermatológicas para garantizar la máxima seguridad.


Jean D’Arcel no realiza ni subcontrata empresas que realicen pruebas en animales.


El Departamento Control de Calidad está presente en cada uno de los pasos de producción.  Se documenta todo el proceso de producción de cada producto, desde que llega la materia prima a los laboratorios, hasta que el producto ya envasado sale de la compañía. Este seguro de calidad invariable de todos los productos, ocupa un lugar primordial en la Empresa desde su fundación.


Actualmente, Jean D’Arcel está presente en más de 40 países. Cuenta con una amplia gama de líneas de cuidado facial y corporal disponibles exclusivamente en salones de belleza y Spa’s.


Considerada marca de prestigio en el mundo, esta firma, al igual que otras grandes marcas de cosmética profesional, no hace ni necesita de publicidad directa ya que los profesionales y sus clientes son su mejor publicidad.


Su objetivo ha sido siempre ofrecer a nuestros clientes productos y tratamientos de máxima calidad que combinen eficacia y bienestar en perfecta armonía.


Un concepto de trabajo basado en la eficacia y la excelencia.